La investigación científica es uno de los pilares de cualquier centro de reproducción asistida, y como tal, en FIV4 llevamos a cabo varios proyectos.

Los resultados y conclusiones de nuestros trabajos deben de ver la luz para ponerlos a disposición de toda la comunidad científica, y que los avances conseguidos favorezcan al mayor número de pacientes posibles.

En el pasado congreso de la Sociedad Española de la Fertilidad (SEF) presentamos un estudio en colaboración con la Universidad de León y el Dr. Felipe Pastor en el que analizamos la fragmentación del ADN de espermatozoides de pacientes sometidos a ciclos de reproducción asistida.

post

Se sabe que un ADN espemático fragmentado (roturas en la cadena de ADN) está relacionado con problemas de fertilidad masculina y mala calidad embrionaria. Mediante la citometría de flujo se puede determinar el % de fragmentación que presenta la muestra de un paciente y proporcionar un resultado fiable, rápido y sencillo. Además, mediante esta técnica se conoce también la madurez de la cromatina (proteínas que ayudan a empaquetar apropiadamente el ADN dentro de la cabeza del espermatozoide).

Analizando la misma muestra tanto en fresco como tras capacitarla (técnica que se realiza para la preparación del semen tanto en inseminaciones como en FIV), se observa como la capacitación elimina un alto % de espermatozoides con ADN dañado en la mayoría de los pacientes.

Esta técnica sirve por tanto no solo pa identificar muestras espermáticas con fragmentación elevada, sino para identificar muestras o pacientes que podrían requerir un tratamiento diferenciado.